Saltar al contenido

¿Se consolidarán tantas plazas docentes como se esperaba?

En el momento actual parece que empieza a remitir la euforia que provocó el famoso anuncio de cambio en los procesos selectivos y de estabilización de personal temporal de los que ya estuvimos hablando en entradas pasadas.

Cuando se anunció todo esto, en preparadorlengua.com consultamos a nuestros opositores sobre la opción más adecuada a partir de ese momento. Planteamos dos posibles líneas de continuidad : una de cambio y otra de fijeza. Fueron ellos los que nos ayudaron a definir la dirección que debíamos tomar: aunque los vientos soplaban en contra, decidieron que diéramos continuidad al esquema de la preparación iniciada en septiembre de 2021 con el CURSO I. Seguimos con la misma hoja de ruta, afianzando nuestro planteamiento firme, constante y seguro.

A pesar de encontrarnos en un escenario incierto, como decimos, fueron los propios opositores los que, allá por el mes de noviembre, CURSO III, votaron a favor de mantener el trabajo del bloque de la parte práctica.

Dos fueron las opciones para ofrecer continuidad a la proyección de nuestro trabajo a lo largo de los meses futuros:

a) Dedicación exclusiva al trabajo del temario y de la unidad didáctica, abandonando la preparación de la parte práctica.

b) Seguir preparando todos los apartados de la oposición tal y conforme veníamos haciendo hasta el momento (parte práctica, con un desarrollo temporal de 2,5 a 3 hrs y didáctica de la Lengua y su Literatura). En esta opción incorporaríamos un nuevo repaso a los temas. Este repaso ampliaría así las clases grabadas dedicadas al análisis de cada tema.

Ganó por mayoría la opción b, opción a favor de estabilizar y afianzar la preparación de todos los bloques y apartados . Eso sí: nos planteamos intensificar el trabajo de las partes del tema y de Didáctica de la Lengua y la Literatura con la mirada puesta en las modificaciones que anunciaba el borrador del actual RD 270/2022.

SEGUIMOS UN RUMBO DEFINIDO...2023

El inicio del proceso de cambio. Recapitulación

Nosotros ya dijimos en una entrada pasada que no esperábamos un «boom» de plazas a repartir por el mecanismo del concurso de méritos. En una clase semanal, elaboramos una reflexión en torno a este asunto. Puedes consultar la grabación aquí.

Lo que nos está dejando un poco sorprendidos es el hecho de que la oferta de plazas que pretenden enviar a la vía del «concurso oposición light» es bastante ridícula, en términos absolutos y en términos relativos, si la comparamos con las que se proponen incluir en el concurso de méritos.

Expusimos la idea de que las administraciones tendrán que llevar a cabo un trabajo taxonómico de las plazas que obran en su poder con el objetivo de encarrilar dichas plazas por una u otra vía. Constatamos lo que para nosotros era una evidencia: no hay tantas vacantes estructurales anteriores a 2016. Frente a lo que se esperaba, las estimaciones apuntan a que darán estas plazas con cuentagotas. Está claro que no es lo mismo predicar que dar trigo.

También defendimos la tesis de que, al ampliar el intervalo al 31-12-2020, ante nosotros se erige la barrera de las grandes convocatorias de 2016 y 2018 . En base a esta razón justificábamos que no habrían quedado tantas plazas para la gran ofrenda de la vía del RD 270/2022 o del concurso-oposición descafeinado. Parece que nuestra hipótesis se está cumpliendo. Es muy lógico este resultado, pues, en definitiva, asistimos a una emergencia de vacantes ocupadas de manera temporal durante, al menos, tres años anteriores al 31-12-2020. Repetimos: los procesos de 2016 y 2018 deberían anular la posibilidad de un verdadero «boom» , pues estas plazas se tendrían que haber ofertado en estas dos convocatorias.

Parece que los repartos nos están dando la razón

Nos llama la atención sobremanera el hecho de que comunidades como Extremadura o Cantabria, sobre todo la primera, tengan la intención de ofrendar en concurso de méritos un número de plazas más alto al del concurso-oposición del RD 270/2022. ¿Acaso no hubiera sido más lícito sacar estas plazas en el concurso-oposición de 2014? ¿A qué esperaban? ¿Para qué o quiénes las guardaban? Suponemos que la sequía de convocatorias de 2010 a 2014 (crisis y recortes) propició que se creara una bolsa de plazas que ahora «explota» de una forma más que menos desequilibrada. En 2014 seguíamos con los recortes .Algunas administraciones no convocaron este año y las que lo hicieron fue con unas ofertas de empleo público ridículas. 2014 hubiera sido buen año para soltar las plazas acumuladas desde 2010.

Cuando las comunidades concreten el reparto de estos totales entre las especialidades de todos los cuerpos, los números pueden ser decepcionantes. Hay que tener en cuenta que, en estos globales, materias como Matemáticas tienen una fuerte presencia debido al elevado número de plazas que vienen dejando desiertas.

Por su parte, Cantabria reparte 40 plazas por concurso y 11 placitas por la «vía fácil» del RD 270/2022. Vemos, pues, que los números no son para tirar grandes cohetes.

¿Qué puede pasar en este escenario?

Algunos sindicatos están presionando a las administraciones regionales para que, dentro de lo posible, las plazas del reparto por concurso se queden dentro de casa. Aquí veremos a interinos con mucho puntaje en el baremo a la caza de la plaza sea donde sea. Y, si la Ley lo permite, están en su derecho.

De todas formas, insistimos en la idea de la brecha que existe entre la realidad y el deseo: los anuncios de estabilización más se asemejan a eslóganes publicitarios que, a la hora de la verdad, quedarán en humo.

Estuvimos tratando en una entrada anterior el cambio en el acceso a la profesión docente. Defendimos, y defendemos, que la vía ordinaria del RD 276/2007 se perfila como la mejor y la más prometedora.

Antes de que acabe el curso deberíamos conocer las plazas que irán al concurso y concurso-oposición.  La Ley 20/2021 en su sección III lo deja bien claro:

Para evitar dilaciones en estos nuevos procesos, se exigirá que las ofertas de empleo relativas a estos procesos de estabilización se aprueben y publiquen en los respectivos diarios oficiales antes del 1 de junio de 2022, y las respectivas convocatorias antes del 31 de diciembre de 2022, debiendo finalizar los procesos antes del 31 de diciembre de 2024

Algunas comunidades autónomas ya están dando a conocer el número de plazas a consolidar mediante las dos primeras vías.

Por la información que tenemos, el número de plazas que las administraciones pretenden cubrir por estos conductos no va a ser tan alto como el que a priori se esperaba.

Los repartos de plazas que vamos conociendo


Algunas comunidades ya se han sentado a hablar con sus organizaciones sindicales y han puesto sus cartas sobre la mesa1.

Propuesta de plazas por parte de algunas administraciones para todos los cuerpos:

Castilla-La Mancha

  • 120 plazas de estabilización por concurso de méritos.
  • 219 plazas para la segunda vía (concurso-oposición RD 270/2022).
  • 486 para reposición (Concurso-oposición RD 276/2007)

Extremadura

  • 600 plazas concurso.
  • 49 concurso-oposición (RD 270/2022).

Cantabria

  • 295 concurso (de las cuales 40 pertenecen a Lengua castellana y Literatura).
  • 56 concurso-oposición (de las cuales 11 pertenecen a Lengua y Literatura. RD 270/2022).

El factor de la tasa de interinidad

La tasa de interinidad en cada comunidad autónoma representa uno de los elementos que debería tenerse en cuenta a la hora de calcular los totales de esta estabilización. En comunidades con altas tasas de interinidad cabría esperar un mayor número de plazas . Sin embargo, parece que en algunos casos esto no está siendo así.

Desequilibrios entre el concurso de méritos y el concurso-oposición light

Una de las obligaciones de las organizaciones sindicales es la de interpelar a las administraciones para que hagan las cosas bien hechas, conforme a la legalidad vigente. Esto significa que las administraciones deberían justificar todas y cada una de las plazas que ofertarán por una u otra vía en función de su especie: plazas estructurales ocupadas de manera temporal con anterioridad al 1-1-2016 o plazas estructurales ocupadas de manera temporal al menos 3 años antes del 31-12-2020 y las no cubiertas en procesos anteriores.

Todas las vacantes deberían quedar al descubierto

En este contexto, las comunidades autónomas deberían ofrecer todo lo que tienen. ¿Cómo es posible que una comunidad tan pequeña como Extremadura anuncie un ofrecimiento de 600 plazas para todos los cuerpos? El objetivo de reducir la tasa de interinidad al 8% pasa por abrir los cajones de las mesas de los despachos y sacar las relaciones completas de vacantes a cubrir, que en comunidades como Madrid y Andalucía podrían ser muy altas.

El grueso de plazas debería ofertarse por la vía tradicional

Ya hemos repetido por activa y por pasiva que de una correcta actuación, debería resolverse a favor de un escenario en el que el número de plazas de reposición destaque sobre el resto. Hemos afirmado con rotundidad que superar el proceso selectivo es la forma más lícita e igualitaria para ser acreedor de una plaza en la Función pública. Estamos hablando de algo tan serio como el reparto público de puestos de trabajo para toda la vida. Los principios de igualdad, mérito y capacidad son los que deben regir toda decisión de provisión de puestos de trabajo públicos.

Nuestro planteamiento sigue siendo el mismo: impulsar una óptima preparación para superar con éxito las oposiciones

Como hemos dicho, fueron nuestros opositores los que decidieron a favor de mantener el modelo de preparación con el que hemos conseguido magníficos resultados con tal solo dos ediciones (2019-20, 2020-21). Podéis visualizar en este vídeo el fragmento de clase en la que tratamos este asunto:

Nos propusimos intensificar el trabajo de la parte de didáctica de la Lengua y la Literatura y del temario sin renunciar a la preparación de la parte práctica, núcleo medular, como sabéis, de nuestras clases semanales.

A día de hoy contamos con la confianza de que hemos acertado. No hace falta más que mirar el insignificante número de plazas que algunas comunidades pretenden asignar al concurso-oposición fácil de tema+unidad didáctica. Nuestros opositores tienen claro que el año que llevan de adelanto en la preparación les servirá para aspirar con éxito por la vía de la excelencia.

A día de hoy desconocemos si ambos procesos se celebrarán de forma conjunta o separada. Es de esperar que el inicio de los procesos coincida en ambas modalidades. Ya han anunciado que habrá libre concurrencia por cualquiera de las dos vías. Esto quiere decir que podréis presentaros al concurso-oposición «fácil» (con un número de plazas bastante bajo como hemos indicado) o al concurso-oposición ordinario con partes eliminatorias (cuyo número de plazas todavía desconocemos).

De lo que no tenemos dudas es de que en la segunda modalidad (tercera vía siguiendo nuestra nomenclatura) habrá mucha menos competencia, con unas ratios [número de plazas/opositor] muy atractivas y favorables, factor que os proporcionará una mayor probabilidad de obtener la plaza. El trabajo individual, el número competidores en el proceso y una buena preparación son tres elementos fundamentales para la conformación del resultado. Ya lo venimos diciendo: en estos momentos resulta decisivo caminar con rumbo fijo y con la idea clara de lo que aspiramos a conseguir: una plaza de profesor de Lengua castellana y Literatura.


1Estos datos ya han sido publicados por diferentes organizaciones sindicales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.