LA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA

La elaboración y defensa de la programación didáctica se integra dentro de la segunda parte del proceso de la oposición de Lengua castellana y Literatura y, según las diferentes comunidades autónomas, su ponderación oscila desde un 30% de la calificación (en el caso de Madrid) hasta un 50% en el resto de comunidades.

A menudo encontramos opositores que dejan la preparación de esta parte para el final del proceso. No te lo recomendamos en absoluto. Es preciso elaborar una buena programación asentada en principios pedagógicos y legislativos solventes que te brinde la posibilidad de obtener una buena calificación en la denominada “encerrona”.

¿Cómo trabajamos la programación didáctica en nuestro sistema de preparación?

Una pauta de trabajo lineal, sistemático y constante ha de aplicarse también a este apartado.

1.-En primer lugar es preciso pensar en la programación didáctica que queremos elaborar y para qué curso y nivel la diseñamos. Tiene que ser una programación que se pueda aplicar en cualquier curso y nivel de la E.S.O. y Bachillerato.

2.- En segundo lugar hemos de concretar los criterios de evaluación (criterios) y pensar en el número de unidades didácticas (programación de aula) . Diseñamos un mínimo de doce unidades y un máximo de quince. Este número varía en función del sistema de acceso de cada Comunidad autónoma.

Una vez que tenemos claras estas ideas, nos pondremos manos a la obra.

El sistema de preparación de las oposiciones de Lengua y Literatura os ofrece una serie de pautas y orientaciones que te guiarán y apoyarán a la hora de elaborar este importante documento programático :

1.- La programación es la base de todo el proceso posterior.

2.- Es recomendable que esta programación quede perfeccionada con suficiente antelación.

3.-La programación estará sujeta a cuantas revisiones sean necesarias para perfeccionarla al máximo.

Si ya contáis con una programación, es muy recomendable someterla a revisión y, en su caso, a modificación y reestructuración legislativa y/o pedagógica con el fin de que este documento oficial sea muy bien valorado en sus dos posibilidades: valoración del documento físico y defensa del mismo.

Uno de los requisitos de una excelente calificación posterior, pasa por contemplar la idea de que debemos volcarnos en el conocimiento de los apartados y niveles de la programación. Hemos de pensar, sobre todo, en dominar de manera singular la legislación educativa, proceso que se inicia y se afianza progresivamente desde el primer momento de la preparación.

En el aula virtual encontrarás variedad de plantillas, documentos y tablas. Las mismas plantillas, modelos y guías con las que diferentes opositores han obtenido calificaciones sobresalientes en sus respectivas Comunidades autónomas.

Ir arriba