TESTIMONIOS DE LAS OPOSICIONES DE 2021

LOURDES CASTRO DELGADO (ILLES BALEARS)

(Número 1 de su tribunal)

CÓMO HE APROBADO EN BALEARES GRACIAS A PREPARADORLENGUA.COM

Si lo que estás buscando es un preparador de confianza que te acompañe hasta el último minuto, estás en el sitio correcto. Encontré la academia a través de internet y tras mirar la información completísima de la web,  decidí contactar con ellos.  De esta manera conocí a José, un preparador con un compromiso inagotable.  Me dejó asistir a una clase de prueba en la que pude comprobar el conocimiento exhaustivo que tiene tanto de la materia como de todo el proceso de la oposición.

Sin duda volvería a acudir a él una y otra vez y se lo recomendaría a todo el mundo de corazón.

En los cursos te vas a encontrar con unos temas actualizados y completísimos y quedó más que comprobado al ver la nota que obtuve en esa fase de la oposición, ¡todavía no me lo creo!

 En cuanto al comentario de texto iba muy segura el día del examen porque habíamos practicado muchísimo con ejemplos de otras convocatorias y con textos muy bien escogidos por José. Aprendí a hacer buenos comentarios gracias a los materiales que hay en el curso y a las explicaciones de las clases. Y, cuando no podía asistir a clase, estaba tranquila porque la podía ver grabada posteriormente todas las veces que fuera necesario.

José siempre busca conseguir la excelencia dada la gran competencia que hay, de ahí que en cada tema haya una gran cantidad de documentos para leer. Eso sí, te voy a dar un consejo, no hay que agobiarse si alguna vez ves muchos materiales ya que siempre señala aquellos que son básicos e imprescindibles.

Ahora me gustaría hablarte de cómo me ayudó con la defensa de la programación y de la unidad. Estuvimos trabajando la presentación mano a mano hasta la noche antes y aunque estaba muy nerviosa ese día, me dio mucha tranquilidad saber que lo que iba a exponer tenía el visto bueno de José.

En definitiva, fue realmente una suerte acabar en sus manos. Y aunque es un proceso largo y tedioso en muchas ocasiones, también ha habido huecos para reírnos mucho y compartir experiencias.

¡Mucha suerte y recuerda que merece muchísimo la pena!

ROCÍO PACHECO PACHECO (ANDALUCÍA)

(Número 6 de su tribunal)

En 2016 acabé el máster del profesorado y pensé en presentarme a las oposiciones, pero al final fue algo que, por circunstancias de la vida, fue posponiendo año tras año… Mientras, hice una segunda carrera en la UNED: Grado en Lengua y Literatura Españolas, que he acabado este mismo año.

Me dijeron que mejor me centrara solo en las oposiciones, que llevar un curso de grado y un hijo de un añito era demasiado. Busqué en la red, con la esperanza de encontrar un preparador online (era lo que yo necesitaba), y que tuviera clases que pudiera ver tanto en línea como en diferido. Encontré esta página y me agradó el material de muestra que ofrecía.

A lo largo de estos años, no obstante, he tenido más experiencias con otros preparadores online que simplemente me pasaban material para trabajar por mi cuenta. Para mí fue determinante que hubiera clases grabadas de todas las partes que componen este proceso: prácticos (sobre todo), temas, programación… La atención de José y su implicación en las clases es enorme, solo puede ser fruto de una verdadera vocación por ayudar a los demás. La cantidad de prácticos que se trabajan a lo largo del mes es, quizá, lo que más destacaría. Estos prácticos abordan todos los niveles de la lengua: fonético-fonológico, pragmático, morfosintáctico, léxico-semántico… El material que ofrece es muy amplio y cumple su misión: te da las herramientas necesarias para poder enfrentarte a cualquier tipo de texto.

También considero que cada uno debe saber el tiempo con el que cuenta para prepararse las oposiciones. A veces, más no es mejor y viceversa. Cada uno tiene que saber en qué parte se tiene que centrar más y cuáles son sus capacidades. En este sentido, considero que la preparación que se ofrece aquí es muy exhaustiva, muy minuciosa y que, por lo tanto, no es fácil llegar al nivel de excelencia que se busca. Pero hay que intentarlo, no ser complaciente, y seguir adelante.

En definitiva, yo he sacado muchísimo provecho de las clases online, que también podía ver en diferido y escuchar a lo largo del día cuando no disponía de tiempo para sentarme a estudiar y realizar prácticos. Para mí, tener esta posibilidad ha sido determinante, pues soy una persona que aprendo mucho escuchando. Si no hubiera sacado mi plaza, sin duda, habría seguido aquí preparándome para 2023.

ELISA VALDIVIESO GINÉS (ANDALUCÍA)

Agosto de 2020: comienza mi proceso de búsqueda…  he superado el proceso años anteriores, sin embargo, como muchos ya sabréis por propia o ajena experiencia, esto no es suficiente.  Aunque no nos guste y nos trastoque emocionalmente la idea de que tenemos que “competir” con compañeros con los que trabajamos codo con codo en pos de la enseñanza, este proceso es tremendamente competitivo, y hay que estar preparado; de todos es sabido que la suerte juega un papel importante, como en cualquier aspecto de la vida, pero no podemos amparar en ello nuestro resultado: debemos ser constructivamente críticos y seguir mejorando, no ya solo con el fin de aprobar unas oposiciones, sino con el fin de reinventarnos como personas y como docentes.

Os preguntaréis el porqué de estas palabras, y es simple, este año de preparación con José ha supuesto un crecimiento, tanto personal como profesional; él me ha guiado a la obtención de la plaza, pero lo que más he valorado no es eso, sino su entrega incondicional cada semana con todos los compañeros, su profesionalidad y su buen criterio. Os voy a comentar cuál ha sido mi experiencia por si os interesa contar con su ayuda.

En lo referente al temario, he de deciros que estaba bastante cansada de temarios anticuados y manidos que venían a ser un cajón de sastre de conocimientos agolpados bajo un vago título. Los temas que he encontrado este año están elaborados con criterio, y con “criterio” quiero decir que los epígrafes son los adecuados en número y forma, por cuanto los contenidos están actualizados e incluyen nuevos enfoques y teorías.

Por otra parte los temas mantienen una coherencia y una cohesión interna y con el resto de temario; y, lo más importante, estos se estudian en íntima relación con la parte práctica, algo crucial en la preparación y que marca la diferencia con respecto de otras preparaciones. Por poner un ejemplo de esto último, durante el período en el que hemos trabajado los temas 42 y 43, de forma simultánea también se ahonda en el comentario filológico, y así con todos los temas que integran el temario…

Los temas aportados, por tanto, están ya confeccionados, pero José nos brinda una bibliografía actualizada y bastante  buena para que los podamos completar o manipular según nuestro propio criterio. Mi opción con muchos de los temas fue la siguiente: tomando el suyo como base, que ya en sí es perfecto en extensión y contenido, los fui personalizando ligeramente a medida que se iban trabajando en las clases. La valoración de mi tribunal fue de un 9,86 en esta parte, por lo que no solo yo coincidí con su criterio a la hora de enfocar cada tema y seleccionar unos contenidos y no otros.

En lo que concierne a la parte práctica, el estudio es excelente y abundante. Os aviso: el nivel es elevado, somos filólogos, no estudiantes de Bachillerato, y este, a mi juicio, es el punto fuerte de la preparación que he tenido con José. Sus planes de trabajo semanales pueden abrumar en algunas épocas, sobre todo al principio, pero no desistáis, os aseguro que ahí tenéis la clave para realizar un buen comentario entre los nervios y el cansancio del día del examen.

He de destacar aquí que su gusto por la elección de textos es exquisito, además de certero; en Andalucía dos de los textos de la parte práctica los habíamos trabajado a lo largo del año, y otro de ellos era muy similar y del mismo autor. Como os digo, haréis comentarios hasta la extenuación, pero merece la pena por la destreza que vais a tener ese día para captar la esencia y saber disponer toda esa información en forma y contenido según los diferentes planos de estudio de la lengua.

Finalmente, para mí ha sido crucial su apoyo y empuje a la hora de realizar la defensa de la programación y la unidad didáctica. Llegamos agotados a esa parte y, en ocasiones, muy confiados, y ahí es cuando él obliga a poner los pies en la tierra y te empuja a sacar lo mejor de ti sin dejar nada al azar. Gracias a él, y a la colaboración altruista de mis compañeros de preparación que ya habían superado esa parte, reelaboré mi discurso, haciéndolo más pragmático, didáctico y profundo.

Quiero remarcar también que su ayuda ha sido inestimable en la preparación de una programación propia y la elaboración de las unidades didácticas, tanto por todo el material que nos aporta como por esas charlas, de inestimable valor, que han estado envueltas en la emoción del que hace un buen trabajo, la ilusión, y en ocasiones frustración, del que se prepara, y la satisfacción del que nos ha regalado su tiempo, sabiduría y buen hacer, tanto profesional, como personal. Por todo ello, gracias, José.

Elisa Valdivieso.

JESSICA GIL GÓMEZ (CASTILLA-LA MANCHA)

Mi experiencia de preparación con preparadorlengua.com

Hola, soy Jessica y me ha resultado completamente imprescindible prepararme las oposiciones (especialmente por la parte práctica, en la que me ha dado mucha seguridad) con José en https://preparadorlengua.com/

No soy filóloga, así que, en mi caso, mi principal dificultad se centra en el examen práctico, especialmente en tipologías como el filológico. Mi principal temor (y complejo, todo hay que decirlo) era no estar al nivel del resto de los compañeros opositores. He dado muchos bandazos en la búsqueda de un buen preparador: en 2010 visité una academia presencial cuya preparadora quería darnos temas que ya se encontraban en internet de forma gratuita y que tenían una redacción pésima, así que desistí; para las oposiciones de 2018 me matriculé en el curso exprés de una conocida academia online que me puso al día en conocimientos de conceptos básicos para un filólogo, pero no aptos para mí; en 2019 empecé con un preparador presencial que, si bien hay que reconocer que es muy bueno, no me hacía rendir el tiempo que le dedicaba a la presencialidad. Además, cuando llegó el parón por la COVID, su preparación dejó bastante que desear, por lo que busqué una alternativa. Nunca me he tomado las oposiciones tan en serio como hasta ahora con la preparación de José.

Una madrugada me puse a investigar para mejorar mi situación y di, por casualidad, con esta página. De entrada, ya me gustó su método a distancia, online, que te da flexibilidad temporal. Si no puedes asistir a una sesión la puedes ver cuando quieras, porque la cuelga en la plataforma para que accedas y la visualices cuando puedas. Tras echarle un vistazo detenidamente a los materiales que presenta como muestra (que ya de entrada me parecieron de una absoluta y total calidad, meticulosos y realistas en cuanto al tiempo de redacción del tema y del práctico), rellené el formulario y me puse en contacto con el preparador. Cuál sería mi sorpresa cuando me reencontré con José, a quien ya conocía personalmente. Sé toda la experiencia que tiene y todo lo currante que es, así que es alguien en quien confiar plenamente, como profesional y como persona.

Su temario es muy bueno, y, además, lo completa con excelentes resúmenes que te facilitan el repaso. A nivel memorístico esto te hace un mundo para que no se te olvide lo que vas estudiando. Además, te ofrece mucho material con el que puedes darle tu toque personal a los temas, algo fundamental que enriquece tu formación. Resulta un poco desbordante al principio encontrarte con tantos recursos por leer, pero, si distribuyes bien tu tiempo, le sacas verdadero partido a cada joya de material.

Sobre el ejercicio práctico, suele enviar tres o cuatro comentarios por semana que le puedes enviar redactados para que te aporte sus propuestas de mejora y sugerencias. Asimismo, cuelga en la plataforma la resolución que le da a cada uno, con lo que finalmente dispones de mucho material para enfocar el tan temido examen práctico, el eliminatorio.  

Otro punto fuerte que destaco es que explica todos los temas, algo que  las academias no suelen hacer. Como los tienes grabados, puedes estar por casa haciendo otras tareas y estar escuchándolos de fondo, algo que agradecemos los que tenemos memoria auditiva.

Por si todo esto fuera poco, tengo que decir que con él vas preparando la programación poco a poco, algo fundamental para enfocar la segunda fase de la oposición, superado el primer escollo. Igualmente le puedes hacer llegar tus unidades. Él ofrece buenos ejemplos para seguir unas pautas adecuadas a la normativa vigente y a las características que han de tener en cada comunidad autónoma.

Si llegas a esa fase final te sigue brindando su ayuda con videollamadas para exponer tu programación y unidad didáctica. Lo sé de buena tinta, porque este año he logrado superar esa primera fase (en la que unas 500 personas se han quedado por el camino) sacando casi un 7 en el examen práctico y, aunque no me salió bola, aprobé el teórico y he tenido que defender mi programación. Tristemente, no he podido obtener plaza porque no creía que fuera a superar el primer examen y me ha pillado el toro. Como de los errores se aprende, cuando retome mi preparación con José para las oposiciones de Castilla-La Mancha  de 2023 tengo que seguir más a rajatabla las recomendaciones  que da y el planning de elaboración sobre la entrega de las programaciones y unidades, entre otras cuestiones.

Gracias a él he cogido confianza para afrontar el examen práctico y he superado mis temores. Creo que los que nos hemos preparado con él estamos muy contentos con su método. Para 2023 no hay que ir a por todas, con una me basta.

Solo puedo decirte, desde el cariño que te tengo, muchas gracias, José. Continúa desarrollando así tu impecable trabajo.

Jessica Gil Gómez

MERCEDES SERRANO PARRA (MADRID)

Cuando en junio de 2020 tomé la decisión de prepararme las oposiciones a Secundaria después de un cambio radical en mi vida como consecuencia de la pandemia, tenía muy claro que lo que necesitaba era un preparador personal. Después de muchos años dedicándome a la educación pero en otro ámbito, buscaba más que una preparación en una academia, alguien que me guiara en este trabajo con un método serio, riguroso y profundo, porque tenía que aprender mucho en poco tiempo. Mi objetivo era dedicarme por entero y en exclusiva a prepararme la oposición, pero en septiembre empecé a trabajar en un IES con lo que tuve que cambiar mi estrategia y compaginar las dos cosas. Esto me reafirmó en la idea de apoyarme en un buen profesional.

Y lo encontré. Después de ver y analizar otras opciones me decanté por preparadorlengua.com porque me dio confianza y seriedad. Desde el primer momento José ha estado presente en todos los pasos de la preparación. La estructura del curso, organizada por meses, me pareció la más adecuada; me ha dado la oportunidad de ir comprobando la eficacia de su método mes a mes con el trabajo en las clases online, la inmensa cantidad de material que ha puesto a mi disposición, la organización, estructura y rigor con que íbamos trabajando los distintos niveles así como la calidad de los temas que me ha aportado.

En cuanto a los temas, es muy fácil encontrar en internet temas preparados con visiones muy generales y la mayoría cortados por el mismo patrón. En este caso han sido todo lo contrario, están organizados buscando la excelencia y profundidad que se requiere en una oposición donde tienes que destacar por delante de tus compañeros.

La ingente cantidad y calidad de textos que hemos trabajado, de todas las etapas, autores y desde todos los niveles (filológico, literario, lingüístico, pragmático…), relacionando unos con otros, estableciendo conexiones entre ellos, ha sido fundamental para sentirme segura a la hora de redactar mis comentarios.

El hecho de preparar desde el minuto uno la programación y las unidades didácticas, al mismo tiempo que avanzas en el estudio también es fundamental. La posibilidad de poder entregarle prácticas y los simulacros de examen, todo un acierto.

Durante el curso pasado he sido muy consciente de que no había podido dedicar todo el tiempo que exigía este proyecto y me presenté al examen segura de que iba a darlo todo de mí, pero al mismo tiempo con miedo de no estar a la altura. Y está claro que los resultados han demostrado que todo el trabajo en las clases online, todo el material con el que he contado para la preparación, el seguimiento, la preocupación de José, el hecho de que él haya estado siempre a nuestra disposición, su entrega y dedicación, han dado sus frutos.

Siempre recomendaré preparadorlengua.com como la mejor opción para prepararse la oposición de Lengua castellana y Literatura, es una apuesta segura. Si trabajas, te esfuerzas y te dejas guiar por este excepcional profesional, conseguirás tu objetivo.

Muchas gracias por TODO.

Mercedes Serrano Parra.

MARÍA FERNÁNDEZ DE LA CRUZ (ANDALUCÍA)

En agosto de 2020, tras haber terminado el máster de profesorado, decidí empezar a opositar. La gran oferta de plazas que se preveía para Andalucía me animó mucho a plantear el curso como un año de estudio intenso y para ello me decanté por contar con la ayuda de un preparador que me pudiera orientar y acompañar para sacar el máximo provecho a los 10 meses que quedaban aún por delante. Dadas las circunstancias sanitarias y mis propias complicaciones personales (me había apuntado en muchas bolsas extraordinarias y no sabía si me llamarían de alguna a lo largo del curso) preferí buscar un preparador online que me permitiera una mayor flexibilidad a la hora de trasladarme a otra ciudad. De este modo, emprendí un rastreo internauta hasta que, por fin, di con la página web de José y con su material de muestra que me invitó a quedarme.

A partir de entonces todo fue trabajar, trabajar y trabajar. El ritmo que proponía José era muy intenso y el nivel muy elevado y, a priori, casi imposible, pero con las semanas pude adaptarme y, sobre todo, empecé a constatar sus primeros frutos. En apenas dos meses habíamos conseguido memorizar casi 15 temas y habíamos realizado numerosos prácticos. La estructura repetitiva de estos facilitaba su realización y todo el material que compartía José en el AULA VIRTUAL nos permitía resolver hasta la más mínima duda en torno a las cuestiones que íbamos tratando.

Una estrategia que, además, resultaba ser muy efectiva era conectar el estudio de los temas con los comentarios prácticos, ya fueran literarios o lingüísticos y a través de esta intertextualidad conseguíamos abarcar mucho en poco tiempo y con mayor facilidad. Asimismo, la preparación de la PD y las UUDD de manera simultánea nos hacía ser conscientes de todo el proceso de oposición y le daba sentido al estudio; el fin estaba claro: queríamos pasar un examen complejo a nivel de contenido, pero también queríamos ser profesores, tener nuestra plaza, y llegar a la segunda prueba con una buena PD que lo demostrara.

A partir de noviembre, mi ritmo de estudio, sin embargo, descendió considerablemente dado que me trasladé a Cáceres para trabajar como profesora en un pueblito cercano a la capital. De esta manera, tuve que readaptar los tiempos, así como las propuestas de trabajo que nos ofrecía José pues contaba con la mitad de tiempo que antes había podido dedicar al estudio. En este momento agradecí el sistema de grabaciones que proponía José; la clase que impartía una vez a la semana la compartía de manera íntegra en la web y así, si no podía asistir a las 5 horas de clase por cuestiones de trabajo, visualizaba a posteriori lo que me restara de clase.

De este modo, tras tantas y tantas clases, dudas, discusiones, estudio, prácticos y simulacros de examen que José corregía pulcramente, lectura colectiva e individual y un larguísimo etc. (tan largo como la colección de archivos que ahora guardo de este curso) llegó el día del examen. Evidentemente, había que tener suerte (es imposible afianzar 72 temas, al menos en lo que a mí respecta) pero la tranquilidad de haber trabajado bien y de haber profundizado con tantísimo rigor en los prácticos sí era nuestra.

En mi caso, tuve suerte… una suerte llamada Alfonso X. El tema 44… tema que, además, había defendido en un simulacro que José me había corregido en Navidad. Y gracias a ellos, a Alfonso X y a José (que es sabio también) y, por supuesto, a todo el trabajo desarrollado durante el año conseguí la plaza. Claro está, también tuve que pelearla en la segunda prueba que, sin embargo, me resultó más amable (a excepción de la hora de la encerrona que es terrorífica), quizás porque ya estaba todo el trabajo hecho y solo quedaba presentarla a unos compañeros que, al fin y al cabo, han pasado por lo mismo y, ahora sí, te miran a la cara y ven tus ganas y tu esfuerzo.

En definitiva, el proceso de preparación con José ha sido todo un acierto, como decía, por su buen hacer, su entrega, su compromiso (nos ha seguido la pista, ayudándonos y apoyándonos hasta el final de los finales y no solo hasta el 14 de junio cuando tuvimos la última clase). Sin duda, si no hubiera conseguido la plaza, hubiese seguido preparándome con él. 

SARA VELASCO LÓPEZ (CANTABRIA)

Mi nombre es Sara y tengo 28 años. Decidí que quería ser profesora cuando tenía unos 8 años, y que quería ser profesora de Secundaria a los 12. Sin embargo, no siempre tuve tan claro qué es lo que quería enseñar exactamente. Estudié el grado de Estudios Ingleses en la Universidad de Oviedo encaminada a ser profesora de inglés y cuando terminé en 2015 pasé un año como lectora en Estados Unidos, donde daba clases de español.

Tras aquella primera experiencia como docente decidí dos cosas: quería enseñar mi lengua y quería hacerlo en España. Por ello regresé e hice el máster de Formación del Profesorado en la Universidad de Cantabria, y también el de ELE en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo durante los veranos de 2016 y 2017. Después de hacer y presentar dos Trabajos de Fin de Máster a finales de 2017, en diciembre comencé con la preparación de las oposiciones.

El proceso fue muy duro a nivel psicológico y creo que me venía grande. Además, en enero comencé a trabajar en un IES como profesora de inglés porque se abrieron las listas extraordinarias. Para ser honesta aquello fue una liberación ya que de algún modo tenía una excusa para no estudiar durante las horas que estaba trabajando. A pesar de mis pocas fuerzas conseguí llegar a junio con 27 temas estudiados y herramientas suficientes para defenderme en comentarios lingüísticos. No me tocó ningún tema y el comentario fue principalmente literario. Me quedé con un 4,3 y por ser de otra especialidad no entré en listas de interinos.

Por suerte en septiembre comencé a trabajar en un colegio concertado como profesora de inglés y lengua y eso fue un impulso para recuperarme del año anterior. Tras unos meses de descanso, retomé poco a poco el estudio y en septiembre de 2019 comencé de forma más continua. Seguí con mi preparador de las anteriores oposiciones, que era online. Sin embargo, no había clases como tal y con 25 horas lectivas a mí me resultaba muy difícil sacar tiempo para los comentarios. Por ello, cuando aplazaron las oposiciones decidí buscar otro preparador.

El proyecto de José me llamó la atención desde el primer momento ya que me ofrecía una preparación intensa, con atención personalizada y material abundante al tiempo que me permitía combinarlo con mi trabajo en el colegio.

La realización de comentarios semanales me ha resultado muy útil porque los textos eran variados y me han ayudado a mejorar de forma progresiva el comentario literario, en el que estaba bastante perdida en un primer momento. Algunas semanas no me resultaba posible hacer todos los comentarios pero repasar los textos mientras seguía la clase era realmente útil.

Por otro lado, cuando llegó el momento de actualizar mi programación encontré en la plataforma y en las clases grabadas todos los recursos que necesitaba. Además, las aportaciones y correcciones de José fueron muy precisas y, sobre todo, honestas.

Llegó el examen y esta vez sí que me cayó tema, pero la parte práctica no era lo que me esperaba. Se trataba de una serie de ejercicios concretos que tardaban tanto cuestiones lingüísticas como literarias. A lo largo del examen me acordé mucho de las clases ya que aunque no habíamos trabajado ese formato de forma específica, su preparación había sido muy completa y supe resolver muchas cuestiones gracias a los comentarios y ejercicios que habíamos trabajado.

Aprobé las dos partes y mucho mérito lo tiene el material y la preparación que he tenido. Por supuesto, también tengo que destacar que he tenido una situación personal más estable que me ha dado fuerzas para afrontar un proceso que siempre es difícil, pero no sé hasta donde habría llegado sin esta preparación.

Superé también la segunda parte y he conseguido la plaza. Sin duda recomiendo esta forma de preparación ya que es muy completa y flexible.

Muchas gracias, José, y suerte y ánimo a todos con este duro proceso.

REGINA JIMÉNEZ GONZÁLEZ (MADRID)

(Número 4 de mi tribunal y número 16 de la Comunidad de Madrid)

Mi nombre es Regina Jiménez González, procedente de Andalucía y, tras años de esfuerzo, he conseguido la plaza deseada.  Comencé mi preparación en mi comunidad y al trasladarme a Madrid no tenía referencias de preparadores. Indagué por internet y ahí es cuando encontré a José. Su método me parecía eficaz, la preparación sólida y la modalidad on-line, que es lo que buscaba. Mi situación era particular, pues ya contaba con dos hijos, uno de ellos recién nacido, por lo que necesitaba una preparación que se pudiera amoldar al ritmo que marcaba mi vida, además de poder compaginar estudios, trabajo y familia.

En este sentido, con José me he sentido siempre muy a gusto, pues te respeta el ritmo, siempre sacando de ti lo máximo. Del método de preparación destacaría aspectos como la organización de la plataforma, la antelación con la que se configura el calendario (esto hace que te organices mejor), los materiales tanto teóricos como prácticos y la corrección personalizada de los comentarios. En estos últimos se hace notar el esfuerzo y la dedicación del preparador.

La corrección rigurosa de los comentarios aporta un nivel al opositor que va en aumento, pues la estructura, la terminología y la bibliografía enriquecen el vocabulario técnico y científico de los opositores.

Asimismo, es importante tener al alcance materiales que solo encontrarías en bibliotecas universitarias (estos se muestran seleccionados y organizados por temas y prácticas correspondientes). Además, todas las sesiones, una vez realizadas, se encuentran grabadas en la plataforma por lo que te da la oportunidad de revisar la clase o bien visionarla si no pudiste asistir. Las sesiones son muy dinámicas, se trabajan muchos textos enfocados al examen de oposición y se realizan simulacros, algo que considero esencial (he de resaltar que los aspectos que se trabajan en los comentarios se adecúan al modelo del examen; esto te aportará seguridad en un momento tan crucial).

La parte didáctica no se deja atrás, la dedicación aquí es igualmente máxima, corrigiendo de forma personal la programación didáctica. Es un preparador que te informa de todas las novedades relacionadas con la oposición y te da consejos tanto para la parte didáctica como para la teórica-práctica. La conexión es muy fluida por lo que no sientes en ningún momento que estás caminando sola: esto para mí es importantísimo. Recomendaría a José como preparador por su dedicación constante, su preparación exhaustiva, su apoyo continuo, sus críticas constructivas que consiguen que des lo mejor de ti y por su humanidad, en fin.

En el momento de preparar una oposición hace falta una combinación de trabajo duro y continuo, a la vez que realizas un gran esfuerzo psicológico. Con José encontré la persona que te guía en ambos aspectos. Solo puedo agradecerle una y mil veces el trabajo y el esfuerzo en esta dura preparación. No dejó que me rindiera y me dio confianza en momentos de dudas y confusión. Si no hubiera sido por él, no hubiera conseguido mi plaza anhelada y acabar la número 16 de la Comunidad de Madrid.

SOLEDAD DEL CAÑIZO LÁZARO (MADRID)

Empecé a preparar las oposiciones de Lengua y Literatura hace dos años y medio. Desde entonces he oído y leído todo tipo de comparaciones: “Las oposiciones son como una carrera de fondo” o “las oposiciones son como un naufragio colectivo”, “las oposiciones son una batalla diaria contigo mismo”, etc.  Para mí, las oposiciones han sido una verdadera odisea en la que me he sentido muchas veces a merced de los cíclopes y del colérico Poseidón, o, más concretamente, a merced de la incertidumbre a todos los niveles que iba dejando a su paso el avance de la pandemia, así como de otras inseguridades generadas por mi gran desventaja en el baremo respecto a la mayoría de interinos al presentarme por primera vez, o la falta de tiempo y energía mental al compaginar estudio y trabajo.

A lo largo de este turbulento camino, he tenido que desoír los múltiples cantos de sirena de aquellos que pronosticaban que este año volverían a posponer la convocatoria, o aquellos opositores que han ido acumulando malas experiencias y que aseguran que el proceso está viciado y que, a pesar de todos los esfuerzos que haga uno, la obtención de la plaza es, principalmente, una cuestión de suerte.

Por todo ello, ha sido importantísimo a lo largo de esta verdadera odisea contar con la guía de un preparador con la experiencia de José.

En primer lugar, por la calidad y amplitud del material bibliográfico que pone a tu alcance, que me ha permitido profundizar y enriquecer mis conocimientos hasta adquirir una gran seguridad a la hora de enfrentarme al ejercicio práctico y al desarrollo del tema.

En segundo e importantísimo lugar, por su gran capacidad de trabajo, su disponibilidad y el cercano acompañamiento que me ha brindado a lo largo de todo el camino y, especialmente, en las situaciones adversas. Y es que, al contrario de lo que aseguran algunos y, pese a que la suerte puede jugar muy malas pasadas, al final, el esfuerzo, el trabajo y la constancia son las que nos acaban conduciendo hasta nuestra Ítaca: la plaza. Y por ello, es fundamental contar con alguien que nos ayude a avanzar en la dirección correcta.  

VÍCTOR MARTÍN IGLESIAS (MADRID)

Suplicaréis clemencia, de Víctor Martín Iglesias, Madrid, La isla de Siltolá, 2015. En breve reseñaremos la obra poética de nuestro querido compañero de preparación, Víctor, con cuyo análisis inauguraremos una nueva sección de nuestra web: hermenéutica de lectura y reseñas de obras literarias.

Trabajar con José ha sido una de las claves principales para lograr mi plaza. Me he presentado dos veces: la segunda la he preparado con él y he conseguido ser funcionario (sin tener ni mucho menos todos los puntos de experiencia).

La dedicación del preparador es absoluta y la cantidad de materiales realmente inabarcable, pero muy útil para los que, como yo, no somos licenciados en Filología Hispánica y, simplemente, hay temas que nunca hemos estudiado antes. Aquí tendrás un preparador que está al nivel de lo que exige esta oposición.

La preparación de los comentarios de texto, con mucha diferencia la parte más importante y difícil de la oposición, es exhaustiva, con tres o cuatro comentarios semanales, seis prácticas en la plataforma al mes y una batería de preguntas concretas (docenas) para enviarle. Realmente, puedes exigirle tanto como quieras o puedas en ese momento del curso y probablemente no hagas ni la mitad de lo que tiene preparado para ti. 

Tras las diferentes sesiones, todos los vídeos quedan almacenados para poder consultarlos posteriormente, lo que resulta bastante útil. También publica sus propias correcciones de todos los comentarios de texto trabajados en clase (yo he acumulado unos cien comentarios corregidos hasta el más mínimo detalle, algo que, sencillamente, no se puede comprar en ninguna parte).

En definitiva, con José tendrás a tu lado en este duro proceso a alguien de gran experiencia, conocimientos, dedicación completa y un tipo e intensidad de preparación que no tiene nada que ver con la que ofrecen las academias. Muy recomendable para quienes vayan en serio a por la plaza. 

Ir arriba