Saltar al contenido

Criterios de calificación oposiciones de Secundaria de Andalucía 2023

    Como venimos señalando, es muy importante conocer a fondo los criterios de calificación de las oposiciones. Dichos criterios intervienen de manera relevante en la construcción de la calificación final del proceso.

    Andalucía ha publicado recientemente un documento que especifica y concreta los criterios de valoración que se aplicarán en las actuales oposiciones de 2023.

    Conocer estos criterios a fecha actual de poco sirve, si no los hemos trabajado desde el principio. En nuestro caso, confirman una línea de trabajo, de inicio a fin, coherente y concordante con su observancia. Por esta razón podemos respirar tranquilos/-as.

    Examen práctico

    Sobre las especificaciones de la prueba práctica, el documento nos dice en este punto que estaremos a lo dispuesto en el Anexo IV de la Orden de la convocatoria de oposiciones del 6-3-2023. Dicho anexo no especifica gran cosa; simplemente se limita describir y confirmar la estructura tradicional y común de la prueba práctica de Andalucía:

    Realización de dos ejercicios, de entre cuatro propuestos, a partir de un texto literario (perteneciente a una obra o autor representativo incluido en el temario) o de un texto no literario, en los que se plantearán cuestiones referidas a los diferentes niveles del texto (pragmático, semántico, morfosintáctico o fonológico) y en función de su relevancia para el significado global del mismo.

    Tema

    En la calificación del tema encontramos tres categorías principales: estructura (1 punto), expresión y presentación (1 punto) y contenidos (8 puntos).

    Sobre la estructura del tema, los criterios apuntan a la necesidad de presentar un índice (adecuado, bien estructurado y correctamente secuenciado) y una introducción (en relación a la justificación, pertinencia e importancia del tema tratado). A continuación deberán desarrollarse los apartados recogidos en el índice, una conclusión y un apartado que compilará las referencias bibliográficas y normativas.

    El apartado más importante es el que se refiere a los contenidos científicos, que se valorará con un máximo de 8 puntos. En dicha valoración se tendrá en cuenta la profundidad conceptual, la concreción y actualidad de los contenidos, la secuenciación coherente, lógica y ordenada, el apoyo expositivo, basado en argumentos de autoridad y en las fundamentaciones legislativas curriculares, el uso de un registro científico y técnico y la ejemplificación de lo expuesto.

    Subrayamos la importancia de la coherente estructuración del tema ,con su índice, thesaurus, introducción, desarrollo ordenado y coherente, conclusión y bibliografía. Destacamos la alusión a las referencias normativas, que, como sabéis, nosotros adaptamos a la LOMLOE en el  CURSO TEMARIO COMPLETO. La justificación curricular, la aplicación legal y pedagógica a cursos y niveles, su fundamentación competencial, etc. le otorgarán un enfoque ostensiblemente diferenciador.

    En cuanto a la valoración de los contenidos, destacan las alusiones a los criterios de profundidad, la secuenciación ordenada, la claridad y el manejo de una bibliografía realista concordante con el desarrollo teórico. La bibliografía es uno de los bloques al que nosotros concedemos una extraordinaria importancia:

    • Las referencias bibliografías apoyan la exposición de los contenidos desarrollados.
    • Estas referencias bibliográficas (comentadas en nuestro caso) habrán de recopilarse en un apartado final.

    Programación didáctica

    Desde el momento de la aprobación y entrada en vigor de la nueva Ley educativa, LOMLOE, incluso en su fase de borrador, en preparadorlengua.com tuvimos claro el objetivo de actualizarnos al nuevo sistema normativo LOMLOE en la construcción de la programación y las unidades didácticas. Trabajar bajo este paradigma legal ha supuesto para nosotros un nuevo reto, pues hemos tenido que adaptar nuestros modelos de programación y unidades a los nuevos currículos: competencias específicas, descriptores operativos, saberes básicos, situaciones de aprendizaje, etc.

    Por otra parte, llama la atención de este bloque que el 50% de la calificación de la programación se distribuya por igual entre las competencias clave y la evaluación. Dos elementos simétricos que se correlacionan: qué debemos conseguir y la forma de evaluar el nivel de logro de las competencias. Metodología y contenidos se valorarán por igual con un máximo de 2 puntos.

    Unidad didáctica o situación de aprendizaje

    La exposición de la unidad o situación de aprendizaje se realizará en un tiempo máximo de 30 minutos. Para su defensa podrán entregarse los materiales y recursos auxiliares que el/la opositor/-a considere oportuno. Quedan excluidos los recursos electrónicos o susceptibles de reproducción.

    Señalamos la ventaja que supone la libre entrega de materiales y recursos de apoyo en la defensa de la unidad, pues de la preparación contáis con un rico y variado repertorio que podéis explotar y defender con total seguridad y confianza.

    La calificación de las dimensiones del desarrollo y la exposición de la situación de aprendizaje van de la mano. Un buen desarrollo dimanará una buena exposición. Ambas dimensiones actúan de consuno.

    En Andalucía, como en otras comunidades autónomas, ha surgido la disyuntiva entre defender una situación de aprendizaje o una unidad didáctica. Elegir una u otra opción condicionará la estructura de la programación didáctica. Nosotros hemos defendido y defendemos que ambos planteamientos deben ir de la mano, en el sentido de que la situación de aprendizaje se puede enmarcar dentro de la unidad didáctica . Apoyar el desarrollo de un curso académico en 12 situaciones de aprendizaje supone reestructurar por completo las programaciones con un enfoque basado en proyectos. Las situaciones de aprendizaje ganarían en complejidad. Con cada una de ellas tendríamos que trabajar todos los contenidos y saberes básicos del currículo desde la perspectiva de su aplicación práctica.

    Sin renunciar a su explicación y defensa recomendamos el planteamiento tradicional de la programación de aula que también podrá incluir situaciones de aprendizaje temporalizadas como proyectos trimestrales o de unidad didáctica, en cuyo caso, la situación de aprendizaje deberá ser más simple y concreta.

    La valoración de la unidad didáctica, tanto LOMLOE como LOMCE, deberá adecuarse a los indicadores de evaluación comunes, que coinciden en todos sus puntos con los de las plantillas de valoración que manejamos. Decimos lo mismo que hemos dicho para la situación de aprendizaje: es necesario tratar todos los puntos para lograr obtener la máxima calificación.

    Penalizaciones e invalidaciones

    Llegamos al punto más desagradable, pero que debemos tener en cuenta para no incurrir en alguno de los errores recogidos en este apartado.

    Respecto a la primera parte (examen práctico+tema), el documento recoge las causas generales de descalificación: marcas, nombres, señales, ilegibilidad de los ejercicios, redacción en el idioma correspondientes, etc.

    Estas penalizaciones son especialmente duras con la falta de originalidad de la programación didáctica. No lo son menos con el requisito de la programación de aula de 12 unidades y los aspectos formales recogidos en las Bases de la convocatoria.

    Asimismo, en ningún caso, entregaréis material que contenga un desarrollo completo de las unidades didácticas con alusiones curriculares, es decir, las unidades de aplicación didáctica que venimos trabajando, pero sí el material auxiliar y de apoyo que utilicéis en su defensa.

    En síntesis, nos encontramos ante unos criterios de reparto de calificación con los que venimos trabajando desde hace tiempo, pues concuerdan con los de la tradicional forma de evaluar que ya conocíamos.

    ¡Muchísima fuerza y ánimo!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.