Saltar al contenido

¿Contextualizamos?

    Casi a punto de concluir la sección testimonios de aprobados/as en las recientes oposiciones 2023, continuamos ejercitándonos, una etapa más, en nuestro tradicional entrenamiento para la realización del comentario lingüístico-filológico. En esta ocasión con un texto muy rico en rasgos de todos los niveles: vocalismo, consonantismo, morfología histórica nominal y verbal , género, alusiones, etc.

    En otro artículo definimos las líneas que separan lo lingüístico de lo filológico. Insistimos en la idea de que nuestros análisis son siempre lingüístico-filológicos, pues, más allá del ejercicio exclusivo de datación, nos proponemos una explicación de la evolución del hecho lingüístico.

    Es muy importante que sepamos identificar los rasgos del consonantismo más relevantes, explicándolos a la luz de su evolución lingüística. Para ello debemos fundamentar nuestras explicaciones en los estudios del campo de la Filología ya consagrados: Menéndez Pidal (Manual de Gramática histórica española, Madrid, Espasa Calpe, 1980), Lapesa , R. Penny,  Abad Nebot o Quilis.

    Et uino el pastor luego, e appartolos Thereo a el e a su mugier e dixo les assi. Esta duenna es mi parienta e de grant guisa e trayo la yo muy dolient e leuaua la pora dar la a la Reyna muy mugier. Et lo uno por la luenga carrera e lo al por la mar que passamos e por los muchos trauaios que ý ouiemos dont ella non era ducha adolescio en la lengua e cuedo que la a perduda e yo non la queria leuar tal a mi mugier ca auria ende uerguença e yo e ella grant pesar. Et quiero la aqui dexar a uos por mas encubierto e uos tomat la e guardat la mucho:  e penssat me muy bien della de quanto ouieredes. Et nunqua lo sepa ningunno; por los oios que tenedes en las cabesças. Et desi dixo al pastor; yras tu a mi encubierta mientre: que non lo sepa omne del mundo si non yo. e tu; e dar te e quanto mester ouieres pora ella e pora uos.

    Realizado el comentario, dejaremos un sucinto comentario de los elementos más significativos del análisis lingüístico-filológico.

    Comentario lingüístico-filológico

    Analizamos este texto y sus rasgos más señeros en la tercera sesión del curso I. Subrayamos la importancia de la tipología analítica del lingüístico-filológico por la que siempre hemos apostado.

    Destacamos el papel protagonista que poseen estas tipologías analíticas en la parte práctica de las oposiciones y la necesidad de dominarlas a la perfección. Confirma esta idea la experiencia de los opositores/as que ahondaron en su conocimiento y obtuvieron en todos los casos calificaciones sobresalientes.

    En el examen práctico de las oposiciones de Andalucía de 2023 apareció un texto de similar constitución y morfología. Sus rasgos y peculiaridades nos llevan a situarlo en el denominado español del Doscientos. Según la  Crestomatía del español medieval, Madrid, Gredos, I, tercera ed., 1982 en el Doscientos emergen varias épocas lingüísticas, delimitadas en periodización corta. En esta época el castellano se convierte en lengua escrita apta para casi todos los usos, estableciéndose así una unidad lingüística y una uniformidad entre el idioma hablado y escrito: el vernáculo se hace así estándar, al erigirse como instrumento comunicativo en la serie culta y literaria.

    Algunas confusiones idiomáticas

    Menéndez Pidal llegó a pensar que algunos textos literarios muy de relieve de la primera mitad del Doscientos se habían compuesto en la primera mitad del siglo XIII en la ordenación AlexandreApolonio- Fernán González. Bajo esta premisa afirmó que a lo largo del siglo XII la primera mitad del siglo XIII no se documentan manuscritos castellanos de carácter literario, y sí fuertemente dialectales : Berceo, en el del Alexandre,  creado en el soporte de un “leonés castellanizado”, o en el Apolonio, fraguado en un “aragonés muy castellanizado”.

    Algunas notas de periodización corta

    En la primera mitad del Doscientos es fácil identificar épocas de menor rango que  la citada Crestomatía denomina “albores del siglo XIII (1200-1230)” y “época de Gonzalo de Berceo, considerado el primer poeta medieval conocido en lengua castellana, y S. Fernando”. Pensemos, no obstante, que algunas partes del corpus textual de Berceo sobrepasan en algunos años este periodo, situándose en el intervalo 1230-1250.

    A lo largo del medio siglo que va de 1200 a 1250, y más en 1230-1250, disponemos de obras literarias con mucho calado y relevancia tanto en verso como en prosa; el cerca de un siglo que va de varios textos y del Cid a Alfonso X inclusive, podría identificarse como el primer gran siglo de la literatura española, pues no podemos excluir de tal centuria al Rey Sabio, que propulsa el empleo de la lengua vernácula para infinidad de materias y, entre ellas la literaria.

    Sobre los rasgos gráficos, léxicos y la sintaxis diacrónica

    En la parte de la clase dedicada al análisis del texto comentamos rasgos inconfundibles de carácter gráfico, en la primera fijación y reforma de la lengua. Siguiendo a Concepción Company   desde el rey Alfonso “contamos con una basta producción textual diversificada temáticamente” (en su capítulo sobre los “Adverbios en —mente de la Sintaxis histórica…dirigida por ella, Tercera Parte/1, 2014).

    Mª Jesús Torrens Álvarez ( Evolución e historia de la lengua española, Madrid, Arco/Libros, 2007) ha recogido algunos problemas lingüísticos de la época del Doscientos como  el rasgo fundamental de la escritura de finales del siglo XII y principios del siglo XIII en lo relativo a su poligrafismo que no solo afecta a rasgos fónicos, sino también a palabras representadas de diferentes formas: una letra o grafía puede encarnar diferentes valores fonéticos al mismo tiempo. En esta época es cuando la apócope extrema se encuentra en franca decadencia, pero no llega a desaparecer del todo; predomina la nasal /n/ en casos como ‘conde’ (‘comde’); y se generaliza la aspiración de F- > /h/.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.