¿Qué temas debemos preparar?

Junto a la sección de contextualización, inicio una serie de entradas al objeto de despejar las dudas que algunos de vosotros me planteáis y que quiero compartir con todos en este blog.

A menudo, la elección del temario para las oposiciones de nuestra especialidad de Lengua castellana y Literatura suele representar el primer paso que inicia el recorrido de la preparación de esta oposición. Son numerosas las consultas que recibo sobre este particular.

Es importante considerar la idea de que el verdadero escollo de dificultad no se encuentra en el tema, sino en la parte práctica, de la que di unas pinceladas en una entrada ya pasada. En Madrid pondera un 70% en la calificación de la primera parte o parte A. El actual sistema de acceso encuentra su verdadero óbice en el impredecible y complejo ejercicio práctico. Por eso se prepara con la mayor profundidad y exigencia posibles.

Con el actual sistema de elección de temas es bastante probable que en el sorteo “caiga” uno de los temas que lleves preparados en profundidad.

El estudio,repaso constante y la asimilación de cada uno de los conceptos y desarrollos teóricos, algunos de ellos síntesis de verdaderas áreas y parcelas de la Lingüística como la semántica o la fonética y la fonología, se convertirán en verdaderos garantes de una buena calificación.

Ya estuvimos describiendo las pautas para su desarrollo y comentamos varios aspectos señeros a propósito de este asunto.

Por este motivo, repasamos constantemente los temas y ahondamos en el análisis de su interrelación con el resto de temas del bloque funcional, el campo científico de estudio y sus sinergias con la parte práctica.

Por definición, según la Regla de Laplace de probabilidades, todos los temas son equiprobables. El otro día estuvimos comentando este mismo asunto en la clase destinada a los temas.

El verdadero sentido en la elección del tema no ha de basarse en intentar averiguar aquellos temas preferentes que elegirán vuestros compañeros de tribunal (no gusto de emplear la denominación “competidores”). En este sentido cada uno de vosotros tenéis que exprimir al máximo nuestras propias herramientas y capacidades.

Como bien sabéis, hay temas que, por el interés que despiertan, acaparan un mayor número de elecciones y desarrollos dentro en esta primera parte del proceso de oposición. Sin embargo, a la hora de seleccionar los temas que se vais a preparar, habéis de tener en cuenta dos parámetros fundamentales:

  • Las sinergias que el tema representa de cara a su interrelación con la parte práctica y con aquellos otros de su mismo ámbito, bloque funcional y disciplina.
  • La fascinación y el entusiasmo que puede despertar en vosotros.

Yo aprobé por Madrid con la defensa del tema 63, tema que, a priori, deberían haber escogido muchos compañeros de mi mismo tribunal. No obstante, la generación del 27 ha representado un movimiento que siempre me ha apasionado y acompañado desde mis años de estudiante de Bachillerato. Aparte de saborear la monumental obra lírica de sus poetas, he leído constantemente con mucho entusiasmo e interés cuantos números de la revista Litoral han caído en mis manos, prólogos a las obras completas de los líricos del 27, a Guillermo de Torre y su irreemplazable Historia de las literaturas europeas de vanguardia de 1965, estudios críticos, artículos y tantas otras referencias.

Manifestar entusiasmo e ilusión por el tema que desarrollaréis se erige en elemento clave para la obtención de una buena calificación en esta parte.En la corrección de este ejercicio estas características se hacen palpables.

En la realización reciente de los simulacros atendisteis a diferentes pautas para un desempeño satisfactorio de las pruebas.

La exigencia de nivel, el esfuerzo intenso, constante y lineal y la formación continua e integradora con el seguimiento de todas clases semanales representan requisitos fundamentales para aspirar al éxito en los exámenes.

Construimos las bases para llegar a alcanzar el máximo nivel de excelencia. Por eso, no paramos de trabajar , habida cuenta de que la carrera es ardua e intensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *