¿Contextualizamos? 19-1-2021

Analicemos esta nueva composición que nos dará una buena oportunidad para seguir preparando este bloque de la mejor manera posible en la parcela de la parte práctica de las oposiciones de lengua.

La mejor forma de preparar este ejercicio literario es considerar el valor conjunto que asumen la lengua y el significado. Desde la perspectiva lingüística y gramatical de la morfología derivativa es muy significativa. Los procedimientos de sufijación abrupta y despectiva dan cuenta del profundo agror con que el poeta concibe la realidad, triste y desamparada del ser humano y se llevan hasta el extremo del sarcasmo y del ridículo determinadas actitudes. Notemos cómo se anticipa en siglos al existencialismo posterior. El simplismo que presenta la realidad vital se pone de relieve con dos procedimientos: la linealidad y el conceptismo.


La vida empieza en lágrimas y caca,
Luego viene la mu, con mama y coco,
Síguense las viruelas, baba y moco,
Y luego llega el trompo y la matraca.

En creciendo, la amiga y la sonsaca,
Con ella embiste el apetito loco,
En subiendo a mancebo, todo es poco,
Y después la intención peca en bellaca.

Llega a ser hombre, y todo lo trabuca,
Soltero sigue toda Perendeca,
Casado se convierte en mala cuca.

Viejo encanece, arrúgase y se seca,
Llega la muerte, todo lo bazuca,
Y lo que deja paga, y lo que peca.

Notemos en la composición el valor gramatical de la palabra /se/ y la semántica de la sufijación. Esta composición pertenece, como ya se ha comentado, a Francisco de Quevedo. La visión amarga y decepcionada de la existencia se impone una vez más. Jauralde Pou sitúa estas composiciones dentro de la producción metafísica quevediana, junto con composiciones tan pesimistas como la que vimos en otra entrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *