¿Se analiza bien el vocalismo en los textos medievales?¿ Es importante en los exámenes de oposición de Lengua castellana y Literatura?

Como sabéis, al iniciar el análisis filológico de un texto medieval es preciso contemplar los distintos niveles fonéticos: vocalismo, consonantismo y finalmente el propio análisis morfológico (sustantivos, adjetivos, adverbios, determinativos, pronombres, conjunciones ,verbos, etc.). El entendido en la materia seguramente que ya haya adivinado cuáles de estos niveles son los más complejos y difíciles de analizar. Nos referimos a los dos primeros,en primer lugar, y, en segundo lugar, a la morfología verbal. Es importante tener en cuenta que ya de por sí estos niveles constituyen campos de estudio muy compartimentados , separados y complejos. El Manual de Gramática histórica de don Ramón Menéndez Pidal se detiene, como no podía ser de otra manera, en el nivel fonético-fonológico, y construye en torno a él una monumental obra (“Qué gran catedral para una lengua” , como diría su nieto, Diego Catalán.).

Se hace preciso, una vez llegados a este punto, preguntarse sobre la importancia del vocalismo en los textos medievales. A menudo se pasa por alto este aspecto y se piensa que el vocalismo está ya plenamente desarrollado desde prácticamente los inicios de la Lengua y no ayuda en exceso a la datación del texto. Craso error. El olvidado análisis del sistema vocálico en la generalidad de los cursos preparatorios de oposiciones de Lengua castellana y Literatura supone obviar algo así como la mitad de la Fonética histórica (vocalismo+consonantismo). En el Curso I de preparación empezaremos con el análisis del vocalismo tónico y átono en textos medievales y con todas sus vacilaciones. Es importante llevar este punto consolidado en la preparación de la oposición de Lengua y Literatura, puesto que supone, además de un distingo de buen y verdadero conocimiento filológico, cubrir un campo crucial en la evolución fonética de la lengua. Hemos de advertir que los fenómenos de esta índole son muchísimo menos numerosos que los que puedan aparecer en el sistema consonántico del texto y en los demás campos. Y , asimismo, obliga a formarse y transitar por un angosto y difícil terreno que la mayoría de opositores no domina, pero que puede resultar decisivo a la hora de revelar el dominio y técnica en esta área de la gramática. Y, por supuesto, dependiendo del ejercicio y tribunal que lo valore, puede llegar a ser decisivo.

Cuando escribo estas líneas estoy ultimando en el Curso I de la Preparación del práctico el apartado referente al vocalismo tónico y átono y sus constantes vacilaciones fonéticas. Os dejo un ejemplo de texto para trabajar este campo ¿De qué hablaríais de este plano a propósito del texto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *