¿Contextualizamos? 5-3-2020

Nuevo texto para el ejercicio de preparación literaria en la oposición.

Apreciemos distintos motivos que se muestran con clara referencia al periodo concreto.

TEDIATO.-  ¡Qué triste me ha sido ese día! Igual a la noche más espantosa me ha llenado de pavor, tedio, aflicción y pesadumbre. ¡Con qué dolor han visto mis ojos la luz del astro, a quien llaman benigno los que tienen el pecho menos oprimido que yo! El sol, la criatura que dicen menos imperfecta imagen del Criador, ha sido objeto de mi melancolía. El tiempo que ha tardado en llevar sus luces a otros climas me ha parecido tormento de duración eterna… ¡Triste de mí! Soy el solo viviente a quien sus rayos no consuelan. Aun la noche, cuya tardanza me hacía tan insufrible la presencia del sol, es menos gustosa, porque en algo se parece al día. No está tan oscura como yo quisiera. ¡La luna! ¡Ah, luna! Escóndete, no mires en este puesto al más infeliz mortal.

[…]

Desengañado de las visiones y fantasmas, duendes, espíritus y sombras, me ayudará con firmeza a levantar la losa; haré el robo… ¡El robo! ¡Ay! Era mía; sí, mía; yo, suyo. No, no, la agravio; me agravio: éramos uno. Su alma, ¿qué era sino la mía? La mía, ¿qué era sino la suya? Pero ¿qué voces se oyen? Muere, muere, dice una de ellas. ¡Qué me matan!, dice otra voz. Hacia mí vienen corriendo varios hombres. ¿Qué haré? ¿Qué veo? El uno cae herido al parecer… Los otros huyen retrocediendo por donde han venido. Hasta mis plantas viene batallando con las ansias de la muerte. ¿Quién eres? ¿Quién eres? ¿Quiénes son los que te siguen? ¿No respondes? El torrente de sangre que arroja por boca y por herida me mancha todo… Es muerto, ha expirado asido de mi pierna. Siento pasos a este otro lado. Mucha gente llega; el aparato es de ser comitiva de la justicia.

Este fragmento pertenece a Noches lúgubres de Cadalso. Con las Noches lúgubres el tema del suicidio se presentó por primera vez de modo romántico en las letras españolas. Merced a la idea de Tediato de quemarse junto al cadáver de su amada, Cadalso venia a sugerir el tema romántico del doble suicidio. Mesonero Romanos lo parodió en un artículo y Galdós lo introdujo irónicamente en Misericordia. Es el triunfo de lo macabro y de lo apasionado. Pero el único modelo en el que se respira el mismo ambiente de siniestro encanto es The citizen of the World de Oliver Goldsmith. Se suele afirmar que Cadalso expresó en vida la poesía que el rigor neoclásico le incapacitó para plasmar en su obra literaria y así vino a ser el primer romántico en acción.

Elementos como la nocturnidad, la locura, la pasión amorosa desbordada se encuentran ya presentes en esta obra y preconizan el Romanticismo.

1 comentario en “¿Contextualizamos? 5-3-2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *