¿Contextualizamos? 14-9-2020

Propongo un nuevo texto para el ejercicio de contextualización lingüística y literaria. Observemos un aspecto muy concreto, cual es el de la conceptualización de “clerecía”, no solo como una inclinación a la práctica religiosa sino también desde un punto de vista cultural, ideológico y educativo bastante más amplio- en línea con la mentalidad y la cultura medievales. Subrayemos los saberes de la época ( “Trivium et Quadrivium”) . Indaguemos en el concepto de clerecía y cómo este da lugar a una serie de obras doctas, diferenciadas de las de juglaría. He aquí una diferencia fundamental.


«Maestro, tú m crïeste, por ti sé clerezía;
mucho me as bien fecho, graçir non tel sabría;
a ti me dio mi padre quand siet' años avía,
porque de los maestros aviés grant mejoría.
»Assaz sé clerezía quanto m'es menester,
fuera tú non es omne que me pudiés vençer;
connosco que a ti lo devo gradeçer,
que m' enseñest las artes todas a entender.
»Entiendo bien gramática, sé bien toda natura,
bien dicto e versífico, connosco bien figura,
de cor sé los actores, de livro non he cura;
mas todo lo olvido, ¡tant'he fiera rencura!
»Bien sé los argumentos de lógica formar,
los dobles silogismos bien los sé yo falsar,
bien sé a la parada mi contrario levar;
mas todo lo olvido, ¡tanto he grand pesar!
»Retórico só fino, sé fermoso favlar,
colorar mis palabras, los omes bien pagar,
sobre mi adversario la mi culpa echar;
mas por esto lo he todo a olvidar.
»Aprís toda la física, só mege natural,
connosco bien los pulsos, bien judgo 'l orinal;
non ha, fuera de ti, mejor nin ome tal;
mas todo non lo preçio quant'un dinero val.
»Sé por arte de música por natura cantar;
sé fer sabrosos puntos, las vozes acordar,
los tonos com'empiezan e com deven finar;
mas no m puede tod'esto un punto confortar.
»Sé de las siete artes todo su argumento;
bien sé las qualidades de cad'un elemento;
de los signos del sol siquier del fundamento,
nos me podriá çelar quanto val' un açento.
»Grado a ti maestro, assaz sé sapïençia,
non temo de riqueza aver nunca fallençia;
mas bivré con rencura, morré con repentençia,
si de premia de Dario non saco yo a Greçia.

Efectivamente, como comentas, Rocío, el fragmento pertenece al Libro de Alexandre. Comentábamos que el concepto de clerecía ha de entenderse desde una amplia perspectiva, de enseñanza y conocimiento. El “speculo” de reyes va a tener honda raigambre en la prosa posterior. Señalábamos que tanto “Trivium” como “Quadrivium” formaban parte del programa docente de aquellos destinados a reinar. La clerecía es sinónimo de cultura y educación. Según parte de la crítica, esta obra bien podría ser un ejemplo de “speculum princeps”.

2 comentarios en “¿Contextualizamos? 14-9-2020

  • Pues por la importancia que le da al mester de clerecía (“mucho me as bien fecho, graçir non tel sabría”), creo que puede ser el Libro de Alexandre, en el que se presume de componer en sílabas contadas “pues no es de juglaría”. También aprecio que se le da gran valor a la sabiduría (las siete artes, los elementos…), hay referencias al mundo grecolatino (la Grecia antigua que aparece al final, a Darío). Alardea de sus conocimientos musicales y, por qué no, de composición lírica (“Sé por arte de música por natura cantar; sé fer sabrosos puntos, las vozes acordar). Creo que es toda una declaración de intenciones sobre el nuevo hermoso oficio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *